miércoles, 26 de mayo de 2010

Invitación

Los invito a escuchar un programa de radio! Se llama InforMate y facturas y la locutora es una amiga mía (Machu). Es de 7 a 9 de la mañana los sábados por la FM 88.9 (Radio Gran Rosario).
Sé que el día y el horario es complicado, pero les aseguro que escucharla a mi amiga es un deleite.
Por si quieren chusmear un rato les dejo la página: http://www.informateyfacturas.com/
Besos!

miércoles, 5 de mayo de 2010

Tiempo


Nos encargaron para la materia 'Historia de la filosofía Medieval y del Renacimiento' un pequeño ensayo sobre el tiempo y la memoria sin consultar en ningún manual (esto es a propósito de lo que hizo Agustín en sus Confesiones). Es optativo. Pero el profe nos dijo que, por un lado es una verdadera práctica filosófica y, por el otro, que realmente íbamos a crecer haciéndolo. Y coincido en ambas apreciaciones.
Por ahora hice el del tiempo. Me animo y lo transcribo acá. Me gustaría mucho que me dieran sus opiniones. Y además invito a que también lo hagan.
Ahí va:


¿Qué es el tiempo? ¿Espera? ¿Segundos, minutos, horas? ¿El instante? ¿El tiempo de vida? O, podríamos preguntarnos con Neruda: ¿Cuánto tiempo vive el hombre? ¿Cuánto tiempo muere el hombre? ¿Qué quiere decir para siempre?
Partamos de intentar definir el presente. Algunos dicen que no existe, pero ¿qué es ésto sino mi presente, nuestro presente? Es verdad, el momento en el que digo ‘ahora’ ya pasó y es pasado. Pero entonces o todo ya pasó o todo es potencia.
No me convence, creo que es posible considerar al tiempo más allá del instante. Mario Benedetti dijo una vez que hay ‘ayeres’ y ‘mañanas’, pero que no hay ‘hoyes’. ¿Cómo podemos llegar a analizar nuestro futuro y nuestro pasado si no podemos siquiera pensar nuestro presente? Me niego a determinar que el presente no existe, sería una posición quietista. Además, ¿quién me puede negar que siento lo que siento en el instante que lo siento?
Me parece, entonces, que es una cuestión que no debe ser tomada tan teóricamente y que, además, permite ser analizada desde distintas perspectivas. Ya dijimos una: el instante considerado como continuo pasado. Pero también podemos pensarlo como presente de una época o etapa determinada, o como presente de mi existencia, o como este momento en el que estoy leyendo esto.
Puedo considerar a ‘hoy’ como mi presente y a ‘ayer’ y los días anteriores como mi pasado (así como a ‘mañana’ y los días precedentes como mi futuro). O a mis 20 años. O a este minuto, estas voces, colores, olores, sensaciones que continúo teniendo a pesar de que pse el tiempo. Quiero decir: aunque el ‘ahora’ ya fue, sigo sintiendo el dolor de espaldas, los autos que pasan y el tacto de la hoja que sentía minutos atrás. Y entonces, ¿no serán mis sensaciones las que determinan mi presente? ¿O es que el presente es uno pero lo experimento de distintas maneras?
Creo que existen múltiples y diversos presentes que, tal vez, se superponen. Mi presente físico, ideológico, cultural, geográfico, etc. que a la vez me permite pensar en un presente colectivo.
¿Pero cómo pasa el tiempo? ¿Linealmente? ¿Circularmente? Y me pregunto: ¿y si no tuviese una dirección determinada? ¿No puede ser que el tiempo se construya a cada paso? No creo que tengamos que pensar al pasado como un peso que nos conduce y al futuro como algo que forzosamente va a llegar por estar precedido por eses sucesos. No creo en el determinismo. Ni en el destino. Ni en la justicia kármica ni en ningún ente superior que nos cuente nuestro proceder final.
Por todo esto me niego a pensar que el presente no existe. Porque es el que nos permite pensar nuestro pasado y nuestro futuro no como fatalidades sino como posibilidades múltiples de suspensión o transformación.
El tiempo, por lo tanto, es todo. Es espera, vivencia, sensación, arrepentimiento, agradecimiento, felicidad, desastre, recuperación, acción, quietud.
.
.
P.S.: El contador del blog está llegando a las 2000 visitas! Muchísimas gracias por seguir leyéndome!!