domingo, 3 de junio de 2012

Horkheimer


La razón no puede hacerse transparente a sí misma mientras los hombres actúen como miembros de un organismo irracional. El organismo como unidad que crece y perece naturalmente no es un modelo para la sociedad, sino una forma enmohecida de existencia de la que se ha de emancipar. Una actividad que, orientada hacia esa emancipación, tiene por objetivo la transformación de la totalidad se puede servir del trabajo teórico, tal como tiene lugar dentro de los órdenes de la realidad existente. Pero prescinde del carácter pragmático que resulta del pensamiento tradicional entendido como una profesión socialmente útil.

Horkheimer (1937), Teoría tradicional y teoría crítica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario