lunes, 20 de septiembre de 2010

Cosas que pesan II


Hay algo que me sorprende de los protocolos que no sé bien qué es. Creo que me resultan un tanto pelotudos, nada más. El problema se da cuando se espera que uno lo siga (ni hablar cuando se exige). De todos modos hay protocolos y protocolos: una cosa es que te pidan que uses los tenedores (?) de afuera hacia adentro y otra es que rías o llores en ciertos momentos...
Como si uno pudiera controlar esas cosas.

Por suerte no me lo piden

o bien

Por suerte mis sentidos son selectivos.

1 comentario: