jueves, 23 de julio de 2009

Sí, es posible cambiar el mundo



Muchos se ríen cuando digo que quiero ser profesora. Lo peor de todo es que después dicen que quieren cambiar el mundo, ingenuos. No saben que cada persona es un mundo (si es que no es un universo). Yo no digo que quiera cambiar el mundo, pero la perspectiva de moverle el piso a alguien, por más que sea una sola persona, con lo que digo o escribo (y tal vez, en el futuro “enseñe”*), me seduce. No puedo evitarlo.

*Las comillas tal vez sean explicadas en otro post.

2 comentarios:

  1. Los q se ríen de los q quieren ser profesores no se acuerdan q todo lo q saben (bueno, casi todo) lo aprendieron de alguien más, se lo enseñaron en algún momento.
    En cuanto a la idea de provocar un cambio en alguna persona, q no te extrañe, ES seductora, porq implica q de entre de todas las decisiones q tomamos al menos en algo le acertamos, hicimos algo q no nos cambió sólo a nosotros, y eso es reconfortante.

    ResponderEliminar
  2. por eso estoy casado con vos... no hay nada mas placentero que educar... me gusta educarme y educar, a mi me llena el alma... te quiero esposa mia besos

    ResponderEliminar